Historia

Nuestra Fundadora 

Sra Elena Valencia Olmos.

En el año 1954, el sector de El Belloto era una localidad muy tranquila, con bosques, viñas y trigales. En este sector vivían muy pocos habitantes, gente muy trabajadora, las cuales, mayoritariamente, se dedicaban a la agricultura, a las vendimias, a las trillas y a los rodeos.

En el año 1954 la fundadora Señora Elena Valencia Olmos, tiene la idea de crear un Kinder en el sector del Belloto ya que solo había en lugares lejanos, como Quilpué y Villa Alemana.

Los permisos fueron tramitados en la ciudad de Valparaíso, en la Inspección Escolar, (nombre de la oficina encargada en ese entonces), en donde se autoriza para atender a todos los menores teniendo menos de 7 años de edad.

No había ningún problema, pues en este sector no existían los Kinder, solo existía la Escuela Pública N° 106, que hoy es conocida como Guillermo Zañartu. En el mes de Marzo de 1955, comienzan las clases con tan solo siete alumnos.

Los siete alumnos con que se contaba, al año siguiente se convirtieron en 18 y con el tiempo se duplicaron. Las dependencias en ese entonces eran muy precarias, y la jornada era desde las 14:00 hasta las 16:00 Hrs. Posteriormente, se construyó una sala grande de madera en el patio, pudiendo así dictarse clases en dos jornadas, Primero y Segundo Año Básico en la mañana y Pre-Kinder y Kinder en la tarde. A finales de 1979 se empezó la construcción del establecimiento. Con préstamos bancarios, se pudieron terminar 4 salas, oficinas y baños en María Arellano N°153.

 

El Gobierno de Chile lo reconoció como “Cooperador de la Educación del Estado” y se le pudo poner nombre definitivo al establecimiento, el cual por más de 20 años fue conocido como “El colegio de la Señorita Elena”.

En 1980 el establecimiento empezó a funcionar en María Arellano, de Kinder a Octavo con diez profesoras tituladas. Desde ahí en adelante han avanzado año tras año, según las necesidades del alumnado. La enseñanza media se empezó a impartir en 1987. 

En el año 2010 se inauguraron las nuevas dependencias con las que cuenta en la actualidad albergando alumnos desde Tercer Año Básico a Cuarto Año Medio. Además contamos con una Sede para Educación Parvularia y Primer Ciclo de Enseñanza Básica.

La institución, como muchas otras, empezó sin grandes pretensiones. La falta de recursos se fue superando con ingenio, esfuerzo y poco a poco, se fue consolidando. Nuestro colegio ha cultivado y trabajado los talentos de los jóvenes alumnos, ya que pretende entregar líderes que promuevan el crecimiento sano de la juventud.

La experiencia más notable de nuestro establecimiento es que a través de los años, ha sido conocedor de las diferentes realidades y cambios en la educación de nuestro país, los variados ambientes en que se envuelve el estudiante y las inquietudes propias de su edad. Esta es una experiencia muy valiosa que nos ha servido para entender mejor a las nuevas generaciones, sus metas y sus sueños, sus penas y sus anhelos. Esto nos obliga a velar por la seguridad y bienestar del alumnado. El perfeccionamiento permanente de los docentes, ha contribuido a buscar niveles más altos, que favorecen a la Comunidad Escolar.

El colegio, a través de su trayectoria, ha ido atesorando un valioso patrimonio cultural, que los califica como una institución sólida y responsable. Sus logros lo hacen sentir satisfechos del nivel alcanzado. No hay ninguna duda de que han cumplido, ya que entre docentes se encuentran varios ex alumnos, distinguidos profesionales de la educación, que dan todo porque sus alumnos sean mejores. También lo han reconocido otros ex alumnos, que año tras años llegan con sus hijos a seguir la tradición, pues saben que el establecimiento ofrece los mejor de sus docentes.